miércoles, 22 mayo, 2019
Inicio » Cortejo Y Coqueteo » Carta A La Mujer Que Me Ha Robado El Sueño
Estoy Enamorado

Carta A La Mujer Que Me Ha Robado El Sueño

Hola querida extraña: El día de hoy cuento ya varios días en los que Morfeo no pasa a visitarme, en un principio creí que era por algunas cuestiones personales que me atañen pero después empecé a darme cuenta que aquellos pensamientos que me bombardean mientras paso la noche en vela no tienen nada que ver con negocios, familia o amigos. De hecho no tiene nada que ver con lo que yo normalmente considero importante. Al parecer lo que me priva de un buen descanso es algo que hace mucho tiempo no es para mi más que una distracción y diversión: una mujer. Cierro los ojos e intento aclarar mi mente pero lo único que veo es tu silueta y la viva imagen de esos sensuales ojos pardos, cabello castaño, nariz afilada, linda sonrisa y piel canela.

Esto resulta más curioso para mi de lo que uno podría imaginar. A lo largo de mi vida he visto a mujeres que fácilmente podrían ser supermodelos, muchas de ellas se han derretido por mi y muchas no. No es que yo sea algo especial, pero soy perfectamente capaz de ganar valor ante cualquier situación y eso evidentemente incluye el estar con mujeres hermosas.

Para ser sincero, no es que tu seas algo fuera de lo común, es decir, eres linda pero fácilmente podría enumerar muchas mujeres que te superan en belleza, mujeres que incluso pude ver esta mañana en mi camino al supermercado… Asi que no! Esto no es una cuestión de belleza, es algo más.

Debo admitir que conocerte fue una sorpresa, desde el momento en que te ví pensé que estabas muy linda, el hecho de que te haya ignorado un poco no significa que no haya notado las lindas piernas que tienes y  la hermosa sonrisa que dibujas en tu rostro. Por un momento creí que serías una mujer más a la que seduciría temporalmente para después terminar fingiendo que me cambio de ciudad. La forma en como me observaban tus ojos, tu forma de hablarme con ese acento diferente y la manera en que buscabas que te prestara un poco de atención, parecían, en un principio, ser parte de mi estrategia de siempre.

De pronto, poco a poco todo nos envolvió… Hasta ahora no he podido descifrar si fue la cerveza, el tequila, la música, tu amiga jugando de cupido, tu anatomía o tu cuerpo con el mío lo que hizo que todo cambiara. – Si crees que esta última linea se escucha parecida a la canción de un cantante famoso, lo hice con toda la intención… los dos sabemos porque. –

Y aunque no he descifrado el “error” en esa noche, es vital que deduzca lo antes posible como fue que dejaste de ser un número más para mi y te convertiste en la letra más importante de mi agenda, y no se trata de obsesionarse acerca de cómo sucedió, simplemente necesito prevenir que me suceda de nuevo. El cerebro es extremadamente complejo y nos ha dado el conocimiento para hacer infinidad de cosas entre ellas: poder viajar a la luna, comunicarnos con alguien al otro lado del mundo e incluso crear instrumentos de destrucción masiva; pero no es capaz de mostrarnos como apagar el “switch” para que dejemos de producir oxitocina y luliberina en nuestras mentes, aquellas hormonas que nos hacen sentir tan patéticamente atraídos hacia alguien.

No me malinterpretes, el sentimiento es increíble… Pero dadas las circunstancias es terriblemente repugnante y me sorprende que no haya una medicina para los síntomas: nerviosismo, incapacidad de raciocinio, manos sudorosas, taquicardia, náuseas, sentido de aferración a dispositivos de comunicación (celulares, computadoras, etc.), falta de apetito, exceso de euforia y energía al saber de la persona en cuestión, INSOMNIO y muchas más. Es la segunda vez que me sucede en la vida, la última vez fue hace tanto tiempo que había olvidado cómo se sentía. De hecho creí que ya me había vuelto inmune y que esa era la razón de que no me había sucedido ya.

Afortunadamente el tiempo me ha enseñado a defenderme en estos casos de debilidad y vulnerabilidad… Algunos dirían que acostarme contigo soluciona el problema, pero yo creo que es demasiado riesgoso, si algo sale mal temo que pueda caer en un agujero del que nadie pueda sacarme más que tú. No te ofendas, no es que no confíe en ti para sacarme, pero honestamente no me gusta depender de nadie. Aunque pensándolo bien… Cuando cierro los ojos y revivo ese momento entre tu y yo moviéndonos al ritmo de la música, contoneando tus caderas, mis manos en tu cintura, la temperatura aumentando, respirando el aroma de tu cabello y tu voz hablandome al oido, me dan ganas de mandar todo al diablo y comportarme como un adolescente de secundaria para enamorarte.

Suficiente! – Ese último párrafo definitivamente no lo escribí yo, es parte de los síntomas y es ridículamente cursi. La única razón por la que no lo borraré es para dejar claro mi punto. –

Regresando a las cosas importantes, solo quería que lo supieras porque a veces las mujeres van por la vida pensando que no son capaces de retener a un hombre; debido a que tenemos la fama de que solo queremos acostarnos con ustedes, lo cual es cierto; sin embargo también es posible crear magia, quimica, vínculos con alguien y convertir algo pasajero en algo que pudiera ser mucho más relevante.

Siempre he creído que las casualidades no existen, las cosas pasan por algo. Existe una razón de que pasen asi y solo el tiempo se encarga de darnos esa respuesta. Y de todos los posibles lugares en el mundo en los que yo pude haber estado y todas las mujeres que pude haber conocido; el hecho de que yo estuviera en ese lugar, con esas personas, en esa situación, que nos hayan presentado, haber tenido ese momento nuestro en la noche, que te hayas sentido atraída hacia mi y que yo haya sentido lo que sentí es definitivamente por UNA RAZÓN.

No obstante, por esta única vez no estoy interesado en conocerla, así que simplemente pensaré que fue casualidad. Suena contradictorio? De hecho me estoy contradiciendo… pero durante 10 años creí que Santa Claus existía y nunca me paso nada, asi que en esta ocasión pensaré que las casualidades existen también durante el tiempo que sea necesario. Por que? Porque simplemente no tengo integrado el “chip” de novio romántico. Y no creo que sea buena idea dejar todo lo que tengo para poder ir corriendo a tu casa, tocar tu puerta, me veas con mis ojos de perrito-hambriento-enfrente-de-un-plato-de-comida, aceptes mi ramo de flores, nos besemos bajo la lluvia, seamos novios, te regale un cachorro, hagamos el amor, nos enojemos por tonterias, me muera de celos por otros tíos mucho menos atractivos que yo, te presente a mi familia, viajemos, nos mudamos juntos, planeamos un futuro, nos embaracemos, tengamos hijos y vivamos felices por siempre. Simplemente es una idea muy absurda!

De cualquier modo, creo que debo agradecerte por haber marcado ese día en mi calendario y por ser la responsable de que haya escrito estas líneas. Para haber provocado todo esto es porque sin duda hay algo especial en ti. Y tampoco pretendo engañar a nadie, a veces creemos que tenemos el control de todo pero después la vida da un giro y nos demuestra que no es así. Dejemos que las cosas fluyan y que el viento nos lleve a nuestro destino. Será interesante saber que sucede.

En el fondo, espero verte pronto!

P.D. Realmente necesito dormir y sería muy amable de tu parte si me dejaras hacerlo.