viernes, 14 diciembre, 2018
Inicio » Desamor » Los 3 Riesgos Más Grandes Que Tomas Al Dejar Ir A Alguien Que Amas
Terminar Con Mi pareja

Los 3 Riesgos Más Grandes Que Tomas Al Dejar Ir A Alguien Que Amas

Algunas relaciones resultan ser claros fracasos. Todos hemos tenido al menos una pareja (por no decir varias) en la que no tuvimos dificultad alguna para “mandarla a freir esparragos”. El juego de la citas y el amor es difícil, muchas veces lleno de personas que podrían categorizarse como “basura”. Bueno, tal vez el término “basura” es demasiado fuerte. Pero sin duda hay parejas que son definitivamente confusas y que estan totalmente lejos de ser nuestra “media naranja”; también hemos convivido con seres humanos que parecen caídos del cielo, esos que nos han hecho sentir cosas raras en el estomago y que no se salen de nuestra mente; pero incluso hablando de esas grandiosas personas con las que hemos estado a lo largo de nuestras vidas, debemos admitir que casi ninguna de esas relaciones ha funcionado.

Todos sabemos que encontrar a alguien que nos haga sentir bien es una tarea no muy sencilla; ni hablar de encontrar a la persona que nos haga sentir en el “limbo”, porque a veces pareciera más fácil que nos caiga un rayo. Pero es un hecho que cuando encontramos a alguien para establecer una relación y las cosas no funcionan, la decisión de dejar ir a esa persona puede ser casi imposible de tomar.

Pongámoslo de este modo. Amabas a esa persona – tanto como sólo tú sabes. Pero lo que sientes por él o por ella en este momento es… confuso. La situación se ha tornado cómoda, un tanto aburrida y pareciera que estás perdiendo tu entusiasmo. No estas completamente seguro(a) si debes aguantar un poco más o renunciar a todo de una buena vez. Un consejo: Si vas a decidir dejar ir a esa persona, asegurate de que eso sea, sin lugar a duda, lo mejor para ti.

Trata de no perderte en tus emociones y en tu confusión. Recuerda que las decisiones en la vida, especialmente las decisiones importantes, deben tomarse con la mente clara. De otro modo, podrías estar arriesgando y haciendo elecciones que un día podrías lamentar.

Personalmente prefiero analizar cuales son los riesgos de cualquier resultado antes de enfocarme en los beneficios – los beneficios siempre son fácil de encontrar y muchas veces pueden hacer que pases por alto la gravedad de dichos riesgos. Y dejar ir a una persona que alguna vez amaste trae al menos 3 grandes e importantes situaciones que debes analizar con calma:

1. Aunque tal vez no aprecies lo que tienes ahora, eso no significa que nunca lo harás.

Es posible que algún día llegues a darte cuenta de lo que desechaste exactamente? Realmente no es el hecho de que te des cuenta que tan hermosa es esa persona, que tan inteligente y divertido es él o ella. No es que te des cuenta del increíble ser humano que esa persona es, ni siquiera que tan bien o mal te haya tratado mientras estuvieron juntos.

De lo que te darás cuenta es de la importancia de tener a alguien especial en tu vida. Cuando eres joven, puede ser muy difícil entender realmente lo importante que es tener una pareja en la vida. En estos días modernos, vivimos respaldados por las pequeñas comunidades que formamos, la tecnología hace que las cosas sean cada vez más cómodas y sencillas de realizar; aunque de cierto modo, conforme pasa el tiempo y envejecemos las cosas se complican un poco y tarde o temprano dependemos únicamente de nosotros mismos para hacer las cosas. Y es ahí, cuando estamos solos, que comprendemos lo vital que es tener a alguien a nuestro lado para apoyarnos.

La siguiente cosa de la que te darás cuenta es de lo difícil que es encontrar a un individuo con la voluntad de apoyarte de la forma en que tu necesitas que alguien te apoye. Una vez que aprendas a apreciar esto, tus ojos se abrirán y empezarás a entender lo que tuviste y que dejaste ir. Evidentemente, esto también podría resultar en sentido opuesto y podrías tener más claro que lo que tuviste con esa persona no era lo que necesitabas. Es por eso que le llamamos “riesgo”

2. La persona que él o ella es ahora no necesariamente define a la persona que él o ella será algún día.

La persona que somos ahora influye en la persona que seremos. Sin embargo, la gente cambia con el tiempo e incluso la persona que un día seremos podría no existir sin la persona que somos ahora, esto no quiere decir que ambas versiones de nosotros no son cercanamente opuestas. No toda la gente cambia, pero aquellos que cambian notablemente con el tiempo, pueden darnos la sorpresa de convertirse en personas completamente diferentes.

Así como aprendemos con el tiempo, del mismo modo vamos reevaluando nuestras teorías y opiniones de manera personal; empezamos a entender que algunas cosas que alguna vez creímos que eran de vital importancia son, en realidad, triviales. Empezamos a ver el mundo de un modo nuevo, diferente, mejor informado y nuestros patrones de pensamiento cambian.

Así como la forma en que pensamos cambia, nosotros mismos cambiamos. Estas ideas originales empiezan a formar la manera en que crecemos como individuos. Mientras yo sé que es imposible para nosotros prever el tipo de persona que nuestra pareja llegará a ser, también sé que nosotros podemos calcular las posibilidades de diferente futuros que pueden tener lugar en nuestra vida.

Todo, absolutamente todo es posible, pero cada posibilidad tiene una oportunidad asociada a llegar a ser – esto significa que algunas cosas son intrínsecamente más probables a suceder que otras.

Si estas dispuesto(a) a rendirte en algo entonces deberías intentar entender, lo mejor que puedas, a que exactamente estás renunciando – presente y futuro. Si piensas que esto se escucha muy complicado, entonces considera el hecho de que en esta vida nada es sencillo.

Terminar Con Mi pareja

3. Siempre existe la posibilidad de que nunca encontrarás a alguien mejor.

No estoy diciendo que esta se la forma correcta de pensar, pero sin duda es un riesgo. Y, por lo tanto, una posible realidad. Incluso si tu estas propenso a encontrar a alguien mejor, eso no garantiza que lo harás. Lo siento, pero es la verdad. Al final, todo es un juego de números. La mayoría de las parejas que tengas en la vida serán fáciles de mejorar . Pero después vienen aquellas  parejas por las que te preocupas o las que más te importan y esas no serán fácilmente reemplazables.

Los seres humanos estan acostumbrados a juzgar todas sus experiencias comparándolas. Juzgamos que tanto valor tiene algo que tenemos o que estamos experimentando en el momento con versiones previas de algo similar. Cuando pensamos en el hecho de rendirnos con la mejor persona con la que hemos estado, es fácil imaginar a esa persona como si fuera el tope, lo más alto. No sabemos si hay algo mejor. Usualmente asumimos que lo hay. De hecho siempre esperamos que haya algo mejor. Pero es completamente un hecho de que NO siempre hay algo mejor – es una posibilidad ilógica que siempre hubiera alguien mejor, porque entonces llegaría un momento en el que encontraríamos a la persona perfecta y la perfección simplemente no existe. Incluso si hubiera alguien “mejor” alla fuera, aún tienes que calcular la posibilidad de que ustedes dos se conozcan y congeniaran (se enamoren). La persona a la que estás renunciando podría ser un paso más en tu trayecto en la vida (una vivencia temporal), pero esa persona también podría ser lo mejor que tendrás.

Por lo tanto es mi deber advertirte que tomes en cuenta estos 3 riesgos al tomar tu decisión. Analiza la situación y recuerda que la mayoría de las cosas en esta vida tienen solución, por lo que tal vez primero deberías intentar todas las soluciones posibles a tu relación antes de tomar la última decisión de… dejar ir a esa persona.

Checa También

Como Dejar De Sentirse Culpable

Como Dejar De Sentirse Culpable

Son las 2:00 am y no pude esperar hasta mañana para escribir esto y es …